viernes, 21 de octubre de 2011

REPETIR EL TIEMPO DEL DESEO.


                             Una oscura pradera me convida,
                                sus manteles estables y ceñidos,
                        giran en mí, en mi balcón se aduermen.
                             José Lezama Lima.

Cuando una herida

no queda  en el corto

 o largo tiempo

que pasa sonámbulo

por todas las costuras

que fueron cortadas

sin que llegara a ser el sueño….

de una cosa así,

solo es voltear un cráter

uno de esos espejos

que no devuelven

sino los cuerpos demolidos.

Luego el silencio impone

esa mirada fija sobre

la que padecemos sin calma

de otras costuras que llegan

a ser uno mismo sacudido

por las ventoleras de la identidad.

Qué suponemos puede hacer

el tiempo pasado

sobre este insomnio que apunta

derecho a la cabeza

y

simulacro de dos senos

maduros sobre un golpe de saliva..

¿Quién ha de bendecir

la fiebre loca

de montar una y otra vez

las agujas que corren

muy lentas

por los rotos descosidos

de esos amantes que exhiben

nuestra piel como trofeo?


Respuestas hay,

pero el engaño asiste

y vuelve de carrusel

sobre esa cortada

que todos llevan bajo el brazo

como un invierno

que de lo único que padece

es de tiritar algún deseo.

Juan C Recio
NY, Octubre 21 del 2011

____________________________
primer y tercer dibujo, Goya. Segundo, cppolonio, (todas tomadas de la red)
____________________________

2 comentarios:

Versos complicados dijo...

Esos vacíos de tiempo, llenos de insomnios, pendientes de un hilo, que casi nunca llega a romperse.

Muy bueno amigo, me gusta leerte.
Abrazos. Migdalia

Mariana Pérez Pérez dijo...

Gracias, Juan Carlos, por tu poesía y por existir, y por siempre tener en ti un pedacito de nosotros.
Mariana