martes, 18 de octubre de 2011

DETRÁS DE LO VISIBLE.


Bajo tu clara sombra
Como quien oye llover
Contra la noche sin cuerpo
Cuerpo a la vista
Dame, llama invisible, espada fría...
Octavio Paz.
____________________
Nada pasa antes del silencio
cuando nos traicionan
y a no dudarlo
lo vemos con el cuerpo.
En esas horas uno se encoje
mientras quien traiciona se estira
desde ese lejano fulgor
que oculta su apariencia.

Nada del silencio queda
en el color ceniza de su boca gastada
ni el rojo gris al fondo de unos ojos
tan chinos y mentirosos
como una de esas bahías oscuras
que simulan la belleza de su puerto


Nada hay que recoger
cuando todo ocurre
en el exacto silencio
que sin respirar
se acomoda ya tarde
tras nuestra espalda.
 Después puede que amanezca
entre una línea que divide
otra espalda húmeda
del cuerpo y la zozobra.

Juan Carlos Recio, NY, Octubre 18 del 2011

3 comentarios:

Escombros Hablaneros dijo...

Me ha gustado ese retorno tuyo a la poesía.

Felix Anesio dijo...

inspirado regreso...

mayrandn dijo...

Fuerte, muy bueno!